Conoce el intento bolivariano de establecer una República en Norteamérica y la forma en que el gobierno de Estados Unidos desbarató el plan. ¿Imaginas cómo hubiese acabado eso?

La historia de la Independencia americana encierra una maraña de pequeños eventos que se entrelazan constantemente. Uno de los episodios menos conocidos de esta trama es la proclama de la República de Florida, territorio liberado por el ejército de Bolívar como parte de una operación que pretendía proteger la libertad de Venezuela.

La República de Florida logró mantenerse bajo ese status durante cerca de seis meses, hasta que la coalición hispanoestadounidense intervino para retomar el territorio que, como es sabido, al final quedó en poder de Estados Unidos

 

Intentando cubrir la frontera norte

En el año 1817, Simón Bolívar intentaba evitar que España retomase el territorio venezolano y consideró que la única manera de expulsar definitivamente a los españoles y evitar un movimiento por parte de su flota era ocupar Cuba y Puerto Rico, aún en su poder.

Con este objetivo en la mira, comisionó al general Gregor McGregor (escocés) para que ocupase la península de Florida, entonces en poder de España. En esa etapa la relación entre la unión americana y Madrid era positiva, dado que tenían a Gran Bretaña como enemigo común. La toma de Florida cortaba la ruta de comercio entre estadounidenses y peninsulares, y debilitaba la plaza de Cuba.

Estados Unidos también quería ocupar el territorio y ya se habían apostado en Pensacola. El 25 de julio, McGregor toma la isla de Amelia y somete al fortín español allí ubicado. La bandera venezolana y la cruz de Florida se izaron en el cuartel.

La recién nacida república vio interrumpida su vida porque ese mismo año Bolívar tomó en el río Orinoco dos embarcaciones estadounidenses que comerciaban armamentos con España. La acción fue considerada un acto hostil contra el país del norte, lo cual sirvió al presidente James Monroe como excusa para intervenir en el asunto de la Florida. Éste envió al general Andrew Jackson a tomar la isla, lo cual logró sin mayores problemas. Él mismo terminó designado como gobernador de Florida y por tal razón la capital del hoy estado se llama Jacksonville.

 

La otra república que existió donde hoy está Estados Unidos

Entre 1836 y 1845 existió en lo que antiguamente era territorio español la República de Texas, que comprendía un gran territorio, de más de un millón de kilómetros cuadrados. Actualmente ese territorio ocuparía el estado de texas y parte de Nuevo México.

Texas fue la manzana de la discordia entre México y Estados Unidos, porque cuando México aceptó la independencia de Texas puso como condición que la nueva república no sería parte de Estados Unidos. En 1845, Texas decidió unirse a la confederación, con lo que el gobierno le declaró la guerra. Es decir, que aunque ese era el estado más nuevo de la unión, México le había declarado la guerra a Estados Unidos.

Tras dos años de guerra, México había perdido dos millones de kilómetros cuadrados, entre ellos una enorme porción de costa correspondiente al estado de California.

Tienes la oportunidad de compartir estos detalles de la historia con tus contactos en la red a través de las redes sociales, creemos que es una gran idea

Eduardo Rada

¡Esto tienes que compartirlo!